The perfect woman in the mistaken place… [La mujer perfecta en el lugar equivocado]

Siempre pensé que mi amiga P. es y a ha sido “la mujer perfecta en el lugar equivocado”. Una mujer bonita e inteligente que si hubiese nacido en una ciudad distinta evidentemente otra hubiere sido su historia, otras sus relaciones y por dado otros sus destinos. Siempre se me aparece su imagen como perfecta, pero rodeada de circunstancias bizarras (entendido aquí desde lo psicopatológico), me cuesta entender. Aunque como dice Robert, no hay nada que entender, a las mujeres no hay que entenderlas, es mejor aceptar. Posición quizas oriental en que el “karma” se acepta simplemente. ¿Será algo de aquello?. Escribo porque saben ya algunos que me resulta mejor escribir lo que siento dificil de expresar verbalmente. El tema es sentir ese continuo de lo absurdo de la semilla que germina en tierra árida o simplemente no germina y muere a un costado. ¿Se habrá preguntado alguna vez esto? Es posible… Quizás un poco más de reflexión, de autocrítica, de enteder que lo facil no siempre lleva por el mejor de los caminos o simplemente, quizás, como dicen los místicos aceptar el propio karma… Puede ser, el tema es que para mi, hasta hoy seguirá siendo la “perfect woman in the mistaken place…” que por lo demás no está en mi deseo cambiar, ni intervenir…


About this entry