La historia me absolverá …

Grandes líderes han emergido desde la profundidad social, gracias al discurso, posicionándose como referentes de envergadura política. Desde el más cercano al más lejano en la historia. Basta recordar la imagen del dedo “acusador” de un Lagos, las alamedas por donde caminará el hombre libre de Allende, la historia me absolverá de Fidel, los discursos de Hitler o Stalin…


About this entry